martes, 12 de noviembre de 2013

PRESUPUESTOS DE LA PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜISTICA (PNL).

La PNL es una teoría sobre los modos de comunicación del individuo con su entorno y consigo mismo. En consecuencia puede ser de mucha utilidad para la mediación. La desarrollaron en los años 70 del pasado siglo RICHARD BANDLER y JOHN GRINDER, y tiene una serie de presupuestos que resumidamente, según expone RAMIRO J. ALVAREZ en su "Manual Práctico de P.N.L." son los siguientes:

1/ Continuamente elaboramos mapas mentales de la realidad, del entorno y de uno mismo, produciendo imágenes internas (mapas), en las que tiene una influencia decisiva nuestro propio diálogo interno. 
EPICTETO en el siglo I a.C. ya sostenía que “no nos afecta lo que nos sucede sino lo que nos decimos acerca de lo que nos sucede”).

2/ El mapa  no es el territorio (es una representación del territorio). Los mismos canales sensoriales que utilizamos en nuestras percepciones los utilizamos posteriormente para evocar los recuerdos (con similares sensaciones a las que nos produjeron los acontecimientos que evocan). 
Y también elaboramos mapas lingüísticos. Mantenemos un diálogo interno constante para ir describiéndonos la realidad.
En consecuencia, es posible reprogramar secuencias del comportamiento, modificar emociones y sentimientos desde dentro.

3/ No es el territorio lo que limita a las personas, sino los recursos que se reflejan en sus mapas mentales.
Podemos comprender los croquis mentales de quienes normalmente logran alcanzar sus propósitos para adoptar en nuestros propios mapas internos esas mismas rutas.
Asimismo es posible actuar sobre el autodiálogo interno para propiciar cambios de comportamiento.

4/ No existen fracasos ni errores, sólo resultados.
Si algo no funciona, prueba a hacer algo diferente (ejercicios de reprogramaciones mentales; cambiar las rutas mentales).

5/ El comportamiento es una cosa, la identidad otra (distinción entre el ser y el obrar). “Somos” seres humanos y “actuamos” como tales, acertando unas veces y equivocándonos otras (ALBERT ELLIS).
Ojo a las autodefiniciones limitadoras.
El “Yo” es la parte esencial, y es diferente de los actos.

6/ Cada persona funciona de la mejor manera posible en el contexto en que se halla, y escoge siempre la opción más adecuada de entre las que tiene a su disposición en su repertorio de conductas.
Tenemos que tener  mapas lo suficientemente ricos como para encontrar una variedad de alternativas a elegir (si los mapas mentales son pobres, cuando estemos en situaciones problemáticas tendremos dificultades).

7/ Podemos considerar -metafóricamente- que cada uno de nosotros está constituido de diferentes partes. A veces hay que negociar.

8/ La comunicación es la actividad humana por excelencia. Continuamente intercambiamos mensajes, con el entorno y con nosotros mismos.

9/ La comunicación tiene lugar a través de canales conscientes (voluntarios) e inconscientes (involuntarios).

10/ El sentido de la comunicación es la respuesta que obtenemos de nuestros interlocutores. El responsable de la interpretación del mensaje es el emisor. Si la respuesta que obtengo no es la que esperaba: ¿Qué o cómo puedo hacer para obtener una respuesta diferente?

En posteriores comentarios iremos profundizando en cada uno de estos presupuestos.

JOSÉ ANTONIO GERMÁN LÓPEZ-ACOSTA.
ABOGADO Y MEDIADOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario