domingo, 30 de junio de 2013

SESION DE MEDIACION FAMILIAR. ICAValladolid.

https://www.youtube.com/watch?v=LLiODjVIT-g

La ACTITUD comunicativa: SER COMUNICANTES.


Dice TOURNEBISE (en "El arte de comunicarse") que si reflexionamos sobre lo que es la comunicación  nos daremos cuenta de que para que dos personas puedan decirse cosas - para que puedan comunicarse-  primero tienen que tener una actitud comunicativa, una voluntad de ser comunicantes, lo cual exige tres requisitos:

1º/ Una actitud abierta a emitir información, que exige “estar abiertos a los demás” (y no “cerrados en nosotros mismos”), sin lo cual la información no saldría de nosotros.
 
---A veces hay un problema de comunicación debido a que uno está "encerrado en sí mismo", de manera que esa actitud le lleva a la incomunicación y al aislamiento.

2º/ Emitir la información solamente cuando el receptor esté preparado para recibirla, porque no se trata sólo de emitir información, sino de emitirla y, además, de que sea recibida (que es su fin natural).
El emisor deberá favorecer la actitud receptora del otro creando un ambiente cordial que facilite la comunicación, y deberá estar atento a la actitud del otro para valorar si está preparado para recibir la información.

---A veces hay un problema de comunicación debido a que el emisor emite su información en circunstancias en las que el otro no está preparado para recibirla.

Y 3º/ Estar dispuestos a recibir la réplica de nuestro interlocutor, especialmente cuando sus opiniones son diferentes a las nuestras.

Recibir la réplica del otro no significa estar conforme con ella sino “aceptarla y comprenderla” como algo que el otro, desde su particular punto de vista, tiene derecho a pensar, sentir y expresar.

---A veces hay un problema de comunicación porque no estamos dispuestos a recibir la réplica del otro.

Tournebise afirma que lo primero es "SER" comunicante, y que después vendrá el actuar como comunicante. Con ello quiere decir que en comunicación no hay que poner el acento en "lo que hay que hacer" (para ser comunicante) sino en "lo que hay que ser" (comunicante), porque el "ser" es lo primero y nos llevará al "hacer" (actos de comunicación).

En definitiva, lo esencial es "ser" comunicante, encontrarse en un "estado comunicante" al que no nos dice cómo se llega, pero si nos lo describe.
 
JOSÉ ANTONIO GERMÁN LÓPEZ-ACOSTA.
ABOGADO Y MEDIADOR.